Loading

Evaluación y Tratamiento del Niño y Adolescente Diabético.

Evaluación y Tratamiento del Niño y Adolescente Diabético.

La evaluación nutricional integral del paciente con diabetes, mellitus1 y 2 debe incluir: la evaluación psicosocial, clínica antropométrica, dietética, química y funcional, se valora el estado de la enfermedad del niño y riesgo de mal nutrición también el grado de afectación que le causo en sus órganos blancos como, ojos, riñón, tiroides, articulaciones y corazón.

FASES EN LA EVALUACION:

  • Evaluación psicosocial: aspectos psicosociales, aceptación de la enfermedad.
  • Evaluación clínica: historia clínica.
  • Examen físico: síntomas.
  • Antropometría: velocidad del crecimiento del niño y adolescente.
  • Evaluación dietética: hábitos conductuales alimentarias, el apetito y la actividad física del paciente.
  • Evaluación bioquímica: hematología completa, glicemia capilar, calcio, perfil lipídico mínimo o ampliado, pruebas de funcionalismo hepático, etc.

TRATAMIENTOS:

Los tipos de diabetes mellitus en niños son similares a los de los adultos, pero los problemas psicosociales son diferentes y pueden complicar el tratamiento.

Los médicos deben usar los programas de tratamiento infantil más intensivos y su familia puede cumplir con el fin de maximizar el control glucémico y reducir así el riesgo de complicaciones vasculares a largo plazo.

1.-La diabetes tipo 1 puede producirse a cualquier edad, por lo general se manifiesta entre los 4 años y los 6 años o entre los 10 años y los 14 años.

  • Inyectarse insulina o usar una bomba de insulina,  controla la cantidad de glucosa en sangre.
  • Alimentación saludable y seguir un plan de comidas, eliminando el consumo excesivo de alimentos hipercalóricos, los carbohidratos refinados, y las grasas saturadas.
  • Medir los niveles de azúcar en sangre.
  • Mantenerse activos mediante el juego o la práctica de ejercicios.
  • Tratamiento farmacológico, dirigido a mejorar la sensibilidad a la insulina.

2.-La diabetes tipo 2, poco frecuente en niños, se manifiesta después de la pubertad, con la tasa más alta entre la edad de 15 años y 19 años.

  • Tener una alimentación equilibrada y saludable, así como seguir un plan de alimentación.
  • Realizar ejercicio físico con regularidad.
  • Tomar medicamentos siguiendo las indicaciones del médico.
  • Controlar la concentración de azúcar en sangre con regularidad.